#MedirParaEntender » Blog » Discográfica demanda a Google y Microsoft

Discográfica demanda a Google y Microsoft2 min de Lectura

Las demandas por derecho de autor generalmente están relacionadas con la piratería, es por eso que suena muy extraño que ahora sean Google y Microsoft las empresas en la mira. Aparentemente, la discográfica Blues Destiny Records cree que sitios como Rapidshare permiten descargar contenido ilegal, sin embargo la demanda no es para ellos. En cambio, la discográfica apunta a Microsoft y Google que son quienes “facilitan” el contenido. La guerra por los derechos de autor continúa, ahora con los colosos Google y Microsoft en la mira. Al parecer, la compañía discográfica,

Blues Destiny Records, cree que sitios como Rapidshare permiten que los usuarios descarguen de manera ilegal copias de canciones con derechos de autor. Pero van aún más allá adjudicando que Google y Microsoft ganan dinero al permitir resultados de esos sitios en sus buscadores. Blues Destiny Records es una discográfica bastante pequeña de blues, es por eso que suena aún más extraño que una compañía tan modesta se lance contra las dos de las compañías más grandes del mundo. Según la discográfica, les enviaron advertencias a ambas compañías para que eliminen y bloqueen los links que redirigían a los usuarios a su contenido. Como ninguna de las dos hizo caso, Blues Destiny Records hizo uso de la ley de derechos de autor norteamericana llamada DMCA (Digital Millennium Copyright Act) y demandó a ambas En la demanda, la empresa explica que al negarse a cumplir con sus demandas, tanto Google como Microsoft contribuyeron intencionalmente a que los usuarios de Internet hagan uso de su material. Lo que queda por preguntarnos es, ¿por qué la discográfica está empecinada con demandar a Google y Microsoft cuando ellos solo ofrecen links y no contenido en sí? En ese caso, el culpable debería ser Rapidshare, pero no para los ojos de la discográfica. Es más, es en la misma demanda la empresa hace mención del sitio de descargas y lo marca como el lugar donde las personas hacen las descargas. Lo curioso es que la demanda es a Google y Microsoft por “facilitar” el contenido y no a Rapidshare por tenerlo. Varias aplicaciones de Google le ha traído problemas en el pasado, como Books que recibió dos demandas y hasta el mismo buscador por mostrar imágenes mediante las que infringía derechos de autor, pero en todas salió triunfante. Y suponemos que ésta demanda finalizará en un resultado similar. Enlaces relacionados: Fuente: ZeroPaid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *